lunes, 16 de mayo de 2016

Comentario crítico de la picaresca


La picaresca nace en España como género literario debido a que predominaban las historias de caballería. Nace con El Lazarillo de Tormes en el cual se pueden observar las características, las cuales son: su protagonista es de una clase social baja, es un antihéroe, es decir lo contrario a un caballero y para conseguir algo recurre al engaño y la estafa. Actualmente la picardía es una característica muy reconocida en los españoles, ya que tenemos fama de fraudulentos falsos, mentirosos, etc. Tal vez, desde el Barroco ha habido gente con picardía, pero en mi opinión creo que esta se está volviendo cada vez más frecuente y también se está empezando a ver como algo normal, de hecho ¿Quién no ha visto en las noticias un nuevo caso de paraísos fiscales o dinero negro?, es algo que aunque nos parezca de sinvergüenza está generalizado. Aunque España sea el país más conocido por picardía, creo que es todos los países hay gente que también use el engaño o su disimulo para conseguir algún objetivo. En general creo que todos hemos tenido alguna vez una actitud así sin ser del todo conscientes. Como bien dice el enlace, esto le afecta a todas las clases sociales, tanto como a gente que apenas tienen recursos para vivir, como por ejemplo el caso del hombre que se amputó el brazo, como gente de clase alta. Un claro ejemplo el caso de los políticos con los paraísos fiscales. Aunque este mal, a veces hay que tener un poco de picardía para darnos a valer más y que no nos tomen por tontos, ya que siempre va a haber alguien que tenga e intente superarte. No creo que todos los ciudadanos españoles tengan la picardía como característica, sigo pensando que queda gente que respeta y hace cosas con la intención de no salir el solo beneficiado. Las características de estas personas son: servir a las personas necesitadas, mantienen la verdad por encima de todo, se enfrentan a la gente que se creen superiores, son humildes, etc. No creo que haya dos tipos de personas, unos pícaros y otros caballeros, sino que la mayoría somos una mezcla de ambos estilos, ya que si somos pícaros somos malas personas y si somos caballeros, somos lo suficientemente bueno como para que nos tomen por tontos, sin embargo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario